La vivienda que os presento hoy es obra de Falken Reynolds Interiors. Un loft luminoso, donde se explota al máximo la luz natural y una distribución abierta potencia la amplitud de los espacios y su conexión con un exterior urbano de lujo!

Una fantástica isla en la cocina sirve de barra de desayunos que, con un diseño elegante en madera y encimera blanca se funde a la perfección con su entorno para no entorpecer visualmente. Además, gracias a una preciosa lámpara de techo, alta y de bolas de cristal, crea un rincón realmente bonito, lo que permite que se integre en el salón sin desentonar 😉

El diseño sencillo y elegante de la cocina, como vemos, se funde sin problemas con el salón, con un resultado acertado donde la continuidad visual aporta fluidez entre ambos ambientes. La doble altura abierta que se ha dado en esta zona aligera mucho estos espacios concediendo más amplitud al conjunto.

Ahora llega (muchos que me conocéis lo sabéis jeje) 😉 lo que para mi es un plato fuerte… la terraza!!! Vamos, vamos, vamos!!! en pleno casco urbano de una ciudad, contar con una zona exterior como ésta, no es un lujo, es un paraíso jajaja Bueno… la vemos y si no es así, me lo decís 🙂

La terraza es enorme! Y por eso se ha podido crear en ella dos ambientes diferentes. El primero es una zona de estar para la cual se han elegido un conjunto de sofá y sillones que le dan frescura con su combinación de blanco y estructura de madera. En esta zona he de reconocer que me chirría un poco el tema de la chimenea en ladrillo, creo que otro acabado; ya fuese de hierro, para que se integrase con la lámpara y el balcón, o bien de hormigón con lo que quedaría una estructura más disimulada y de continuidad visual con el murete del balcón, sería más acertada. Pero como digo… es mi opinión… simplemente porque me parece una terraza espectacular donde el ladrillo no encaja con ninguno de los elementos.

… y como segundo ambiente… tachán tachán!!! Un comedor absolutamente encantador. Con una sencilla mesa de madera y unas bonitas sillas metálicas blancas. Un aspecto ligero y fresco ideal para disfrutar de una comida al aire libre los días de calor.

Un salón sencillo es lo ideal para un área que se conecta con el exterior a través de un gran ventanal y donde no se hace necesario más que los elementos imprescindibles y confortables para una zona de estar. Eso sí, cuenta con una pieza de lujo, el sillón Lounge Chair de Eames.

El comedor interior es un pequeño rincón demasiado sobrio. No es que las sillas me entusiasmen, creo que otras de líneas sencillas pero algo más confortables y blancas me hubieran convencido más.

El dormitorio tiene un aire claramente masculino, con una decoración sencilla y en tonos grises y la gama de los marrones.

Un escritorio, integrado en el dormitorio, ha buscado la simplicidad en las líneas con una mesa y una estantería a juego, de apariencia ligera.

Fotografías de Falken Reynolds Interiors

Pues nada más por hoy, que ya he hablado bastante jeje. Espero que os haya gustado este loft lleno de luz y encanto y con una zona exterior que hace las delicias de cualquiera.

Feliz fin de semana.

MariAngel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *