Después de estos días de fiesta, hay que volver a la normalidad, y yo he elegido volver a la carga con otro apartamento en Gotemburgo que creo que os gustará.

Unos techos altos con molduras y grandes ventanales que permiten que la luz inunde cualquier estancia y la predominancia del blanco, han sido perfectamente complementados por el uso de la madera y accesorios con tonos marrones, ocres y naranjas que llenan de vida a este apartamento y lo convierten en un lugar absolutamente acogedor.

AG2

AG1

 Fantástica la chaise longue que complementa el salón tapizada en piel de vaca, encajando a la perfección con la estética de la habitación y dando un toque de color. La mesa Nagoya, formada por una sólida base de madera curvada con un cristal templado de 19mm es una opción que aporta un equilibrio perfecto con su diseño con ligero aire retro, sencillo y elegante.

AG3

El mueble de la tele consigue aportar ligereza al ambiente gracias a su combinación de madera y cristal y estar suspendido. El salón se abre a la zona de comedor que esconde…

AG5

 … esta maravillosa cocina. Grande, en blanco lacado y acero, combinano con maderas en diferentes tonalidades y un revestimiento de mosaico bien elegido por la elección de colores. En mi opinión, cambiaría la madera rojiza que forma la encimera y laterales de la cocina en sí, por otra en un tono claro que combinase más con la mesa y aportase más continuidad visual.

AG6

 A continuación vemos el despacho, con dos mesas de trabajo en forma de tablero blanco con caballetes en marrón oscuro, que es también la combinación elegida para las sillas. Todo encaja a la perfección y como siempre algún ligero adorno como el tiesto rosa y las dos plantas con su verde, aportan color al espacio.

AG10

 En el dormitorio, por el contrario, reina el color. El blanco sirve como base para unos complementos textiles llenos de color (azul, rojo y marrón) alegran una estancia sencilla, de aspecto ligero y con un pequeño rinconcito de lectura.

AG8 G9

Vía

Como conclusión diré que de este apartamento me han encantado los accesorios utilizados para dar vida y color como los cojines y la chaise longue de piel de vaca. La combinación de tonos es perfecta para huir de la monotonía del blanco sin estridencias, y el tipo de textiles utilizados en la zona de estar, crean un ambiente cálido y agradable en el que apetece pasarse una tarde de sofá y mantita, o no? jeje 😉

Si os ha gustado ya sabéis que vuestros likes se agradecen y que podéis compartir en las diferentes redes sociales desde los iconos que encontráis al final de cada artículo. Mil gracias por pasaros por este pequeño rincón 🙂

MariAngel

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *