Hoy vengo como entre nubes de algodón jeje y es que el apartamento que os voy a enseñar me produce esa sensación. Una decoración basada en tonos claros como el blanco y el beige y unos tejidos de lo más amorosos, hacen de este pisito un magnífico “hogar dulce hogar” 😉 Los ligerísimos toques de color se hacen a base del contraste con un negro intenso utilizado como ligeras pinceladas para romper la monotonía.

Decoración sencilla, equilibrada y ligera para no sobrecargar los pocos metros de este hogar, es la mejor opción! Una alfombra que se funde con el suelo evitando crear incómodas líneas visuales. Sin duda se trata de buscar una continuidad visual que ayuda a crear espacios más amplios.

Este apartamento tiene un diseño en el que todos los ambientes comparten un único espacio. Sin embargo ha sabido resolverse de forma acertada, el separar el dormitorio dándole algo de intimidad y al mismo tiempo seguir aprovechando toda la luz natural con la que cuenta la vivienda, gracias a una cristalera a modo ventanal con perfiles en blanco que se integra a la perfección en la decoración y le da un aire encantador. 

Como siempre decimos, en espacios reducidos, la decoración ha de ser muy sutil, por eso los pequeños detalles se hacen tan importantes. Un bonito florero de cristal es un complemento ideal a la hora de no sobrecargar el ambiente y la mismo tiempo aportar algo de personalidad.

El salón o zona de estar de este apartamento es todo un canto a la sencillez y la elegancia. Se ha jugado con unas simples molduras en la pared, totalmente disimuladas por el color, pero que consiguen darle un aspecto elegante y sofisticado a este rincón, enmarcando un cuadro en tonos negros a juego con el pie de una lámpara ideal para dar una luz cálida.

El sofá, con unas líneas muy ligeras, junto a la butaca de formas redondeadas y un azul pastel tan delicado como su tejido, forman el equipo perfecto para sumar puntos a la elegancia sencilla que se ha buscado en el diseño interior de este hogar.

La cocina, que como decíamos, comparte espacio con el resto de los ambientes, es un rincón que también aprovecha al 100% la luz natural de la que disfruta todo el apartamento. El lacado blanco se integra en la visión global pasando desapercibida.

Fotografía y Diseño: Anna Leena Karlsson

Pues esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado como a mí y os de una idea de cómo decorar espacios pequeños y convertirlos en un hogar lleno de encanto, calidez y elegancia 🙂

MariAngel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *