Quien podría imaginarse viviendo de adulto en una “casa del árbol”? Pues me da mi que después de este post… cualquiera! jeje Me he topado con esta maravilla (al menos para mi) de arquitectura creativa, divertiva, elegante y perfectamente integrada en el entorno. Vamos… un sueño! La vemos? Pues vamos allá…

Empezamos por el exterior, que hoy es tan interesante como los interiores. Diseñado por el estudio local Malan Vorster, la casa está formada por cuatro estructuras cilíndricas, conectadas entre sí y sostenidas por vigas de acero. Emerge elegante desde suelo imitando a sus vecinos, los árboles, y ofreciendo una preciosa vista de Ciudad del Cabo.

Para el exterior se ha utilizado madera de cedro rojo, sin un tratamiento especial, para que pasen los años por ella tal y como lo haría en un auténtico árbol.

Los interiores de la casa del árbol, te conectan a la perfección con la naturaleza que le rodea. Auténticos miradores donde madera y acero se combinan para fusionarse con el exterior y dar a esta casa un aspecto moderno y cálido al mismo tiempo.

En el salón se han elegido tonos grises claros que aportan luz y combinan a la perfección con negros y ocres, que dan continuidad al dúo “madera y acero” que rodea toda la casa tanto en interior como en exterior.

Pocos detalles decorativos se necesitan en un espacio como éste donde la vegetación exterior inunda cada rincón.

Esta casa cuenta con tres pisos en total, el salón abajo, un dormitorio de arriba y un patio en la azotea, manteniendo como constante un diseño sencillo y equilibrado.

Las escaleras son otra obra de arte. Con una estructura en forma de caracol que nos lleva hasta las plantas superiores.

Que se puede decir de un dormitorio con unas vistas tan impresionantes? Quien no querría despertarse así? 😉 De nuevo un diseño sencillo basado en tonos claros, cálidos y donde la propia arquitectura interior y las vistas son un entorno más que bonito, como para estropearlo con excesos decorativos. Sencillez, mis queridos pequeños saltamontes, es la clave! 🙂

Por último no podía dejar de enseñaros la azotea… no es adorable? A mi… entre toda esa vegetación, un espacio de líneas sencillas y en plena naturaleza, con los elementos justos y necesarios para disponer de un ambiente confortable me parecería estar en el paraíso jeje

Autor de las Fotografías: Adam Letch

Pues hasta aquí este sueño de niños convertido en la realidad de unos adultos jeje. Y finalmente que?… Vivirías en una casa del árbol? Yo me apunto!!!

Una vez más, como vemos, “menos es más” puesto que, a pesar de un diseño creativo, se juega con la simplicidad de las formas y la decoración para crear unos ambientes acogedores donde se permite que el entorno (tanto interior como exterior) sea el protagonista. Espero que os haya gustado este nuevo post!!

Hasta pronto!

MariAngel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *