Ahora que entramos de lleno en el otoño, queremos ambientes acogedores. Ya sabemos de sobra que el estilo nórdico crea ambientes llenos de encanto tanto en su versión más tradicional como en las versiones más actuales, ya que es un estilo que se ha adaptado a los tiempos y zonas en las que se utiliza.

El salón comedor que os voy a mostrar es uno de esos espacios que, independientemente de si su estilo es más nórdico, tiene detalles y piezas que son las que realmente dan personalidad y ese aire entrañable que tanto buscamos. Gracias a detalles decorativos, textiles cálidos, tonos suaves son claves.

salón con encanto blanco y gris - detalles 00

La sencillez en las líneas define este salón en tonos claros. Una combinación principal de blanco y gris claro que ya de por sí resulta encantadora, se complementa a la perfección con unos cojines a rayas o en tonos pastel entre un verde agua y un rosa palo que eliminan cualquier amago de estridencias. Un bonito conjunto de mesitas de café combinadas con otra de diseño algo más original con ese enrejado, pone el toque discretamente original 😉

salón con encanto blanco y gris - piezas especiales

Como vemos aquí, huir del exceso de accesorios decorativos es un acierto. Unos pequeños detalles y algunas plantas o flores son el toque justo para dar personalidad al ambiente sin recargarlo, lo que hace que nos resulte más agradable y cómodo y así conseguimos esa sensación de paz y tranquilidad que queremos tener siempre al llegar a casa.

salón con encanto blanco y gris - rincon

En este salón el paso de la zona de estar a la zona de comedor fluye con total naturalidad, se ha buscado una continuidad visual ligera y despejada creando al mismo tiempo un pequeño y encantador rincón con una butaca blanca.

salón con encanto blanco y gris - dos ambientes

El comedor mantiene una mezcla de estilo nórdico (con las sillas eames y la lámpara metálica) con el aire rústico y natural de una mesa de madera sin tratar, que siempre nos da una especial sensación de calidez.

salón con encanto blanco y gris - zona de comedor

Junto al comedor, un mueble con vitrina de aire provenzal en blanco, crea un conjunto perfecto ya que sus formas, líneas y diseño nos traslada un poco a ese ambiente cálido de casa de campo que, manteniendo el color blanco ilumina y luce de forma muy especial los elementos que contiene, que mantienen la máxima de la sencillez y ligereza.

salón con encanto blanco y gris - vitrina

Como digo… pequeños detalles, una flor, un pequeño jarrón, una cajita o cualquier elemento de líneas discretas, da un toque personal, color y encanto a cualquier ambiente, no tenéis más que probar la diferencia entre un espacio sin estos detalles o con alguno de ellos, rápidamente veréis cómo cambia y cómo conseguir un salón acogedor 😉

salón con encanto blanco y gris - detalles 01

Si os fijáis, en la primera foto, aparece la zona de estar con una alfombra de pelo blanca y aquí vemos el efecto sin ella. Bueno… una alfombra y más una de este tipo siempre aporta ese punto de calor al ambiente, pero como véis… sin ella tampoco perdemos ese aire encantador, cálido y acogedor que hemos conseguido con los pequeños detalles, esos que como siempre os digo, son los que marcan la diferencia.

salón con encanto blanco y gris 00

Fotos Vía

Espero que hayáis sacado algunas conclusiones sobre cómo conseguir un salón encantador y acogedor. Ya veis que no es tan complicado y recordad que si no lo veis claro… para eso estoy yo aquí, ya sabéis que a través del mail trataré de resolver vuestras dudas o si necesitáis asesoramiento con algo más complicado también estoy a vuestra disposición 😉

Un besito y feliz fin de semana!!!

MariAngel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *