Hoy vemos el tandem perfecto que forman el blanco y el gris. Dos colores calificados como “fríos” y sin embargo, su combinación junto a piezas de maderas naturales y pequeños y delicados toques de color, hacen que este apartamento de Vancouver (Canadá), diseñado por Jamie Deck de After Design, gane en amplitud visual, luminosidad y calidez.

Como hemos visto otras veces, en pisos llenos de blanco, se trata de usar los complementos adecuados cojines, flores, jarrones, cuadros o incluso una manta para el sofá que aporte este punto de color necesario para transformar un ambiente frio en el más cálido del mundo. En este caso tenemos un salón en gris claro y blanco tanto en paredes como en muebles. La mesita de madera junto al sofa es uno de esos elementos que siempre imprimen ese carácter de calidez que buscamos y el tapizado de los dos pufs combinando los dos colores le da chispa a la escena 😉

Piso blanco y gris - salon
Zona de estar – Salón en gris y blanco

Frente al sofá encontramos también un mueble blanco bajo que destaca sobre el gris de la pared, que aunque es un gris relativamente claro, tiene la suficiente intensidad para ayudar a destacar los blancos que situamos sobre él.

Piso blanco y gris - salon 3
Pufs tapizados con un estampado en gris y blanco acorde con el resto de la decoración

El comedor, lo encontramos junto a la zona de estar y separándola de la cocina, ya que tenemos una zona de espacios abiertos y conectados. Aquí seguimos con la combinación, pero destacan dos elementos: el gran espejo con marco de madera (que nos ayuda a ganar amplitud) y la mesa de comedor de aspecto robusto y en la que se repite el material “la madera”.

Piso blanco y gris - comedor
El comedor al lado del salón, presidido por un gran espejo de madera

La mesa crea una combinación perfecta con estas sillas blancas de piel y patas metálicas y la gran lámpara blanca. Si a todo esto le sumamos unas discretas pero coloridas flores (en este caso amarillas y blancas con la inestimable presencia del verde de los tallos jejeje) ponemos un importante toque de color y le damos vida a este comedor 🙂

Piso blanco y gris - comedor 3
Mesa de madera combinada con sillas blancas de piel y patas metálicas

Por fin llegamos a la cocina. Un espacio absolutamente luminoso, de líneas claras y sencillas, muebles de almacenaje e isla lacados en blanco de manera que potencian la luz natural que baña toda la estancia.

Piso blanco y gris - cocina isla
Detalle de la isla de cocina lacada en blanco con taburetes altos

 Taburetes también blancos y una gran isla es lo que crea la división de ambientes.

Piso blanco y gris - cocina
Muebles de cocina blancos con tiradores y electrodomésticos de aluminio

Esta cocina tiene una capacidad de almacenaje muy importante, no solo en los muebles si no también en la isla, Con un bonito fregadero y moderno grifo… el blanco aquí se adorna a juego con el comedor, con unas ramas llenas de flores amarillas.

Piso blanco y gris - cocina isla 2
Detalle del fregadero y el grifo

Junto a la cocina tenemos la puerta de entrada y un pequeño espacio destinado a recibidor…

Piso blanco y gris - entrada recibidor
Recibidor junto a la cocina

Sencillo y únicamente adornado por dos bonitos taburetes de madera junto a un armario

Piso blanco y gris - taburetes
Recibidor sencillo con taburetes de madera y armario blanco

En el dormitorio, la madera ocupa un lugar importante revistiendo toda la pared de cabecero, aunque el verdadero cabecero de la cama vuelve a la clave de este apartamento, tapizado en un suave gris perla al igual que el resto de la estructura de la cama. Todos los textiles del dormitorio combinan tonos de gris con blanco y crean un ambiente muy acogedor ya que tenemos una combinación de texturas y colores que invitan al descanso.

Piso blanco y gris - dormitorio
Dormitorio en gris y blanc0… romántico y acogedor
Piso blanco y gris - dormitorio mesilla
Detalle de mesita de noche en blanco para no perder la esencia decorativa

Al frente una pared en la que se adorna el espacio con un par de estanterías de obra y dos pequeños espejos.

Piso blanco y gris - dormitorio espejos
Pared del dormitorio con detalles decorativos y espejos

El baño es, definitivamente, el rey blanco! jajaja Aquí la combinación es entre el blanco y el beige. Es suficiente ver esta foto para admirar la luminosidad y sencillez dadas por la línea y el color escogidos para este ambiente.

Piso blanco y gris - baño
Baño en blanco y beige. Sencillo y luminoso

Vía

Como os decía ya en el título… el gris y el blanco son una combinación perfecta que lejos de ser aburrida, con unos ligeros toques de color en complementos y accesorios, crean un ambiente sencillo, elegante y acogedor.

Además os diré que esta mezcla de tonos tiene otro plus, y es que son una base ideal para, simplemente cambiando esos complementos y accesorios que os comentaba, conseguir un ambiente totalmente renovado y darle un aire diferente a vuestra casa sin necesitad de gastar demasiado, lo que siempre es interesante porque todos necesitamos de vez en cuando un poco de aire fresco, no os parece? 😉

Espero que os haya gustado y tengáis un buen fin de semana!!!

Gracias por pasaros a hacerme una visita y si os ha gustado os animo a suscribiros o seguir a Objetivo A Decó en las redes sociales 😉

MariAngel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *