En verano y con buen tiempo, la idea de vivir en una casa planear sobre mi cabeza, eso sí, por soñar… mejor hacerlo con la casa ideal, con un rinconcito al aire libre… una terraza y por supuesto una piscina! Se puede pedir algo más para sentir que has llegado al Edén? jeje 🙂 Pues eso ocurre con esta magnífica casa ubicada en Sotogrande, que a pesar de ser una casa adosada, sorprende con un diseño realmente diferente. Lo primero que os enseño de esta casa ideal es un auténtico lujo… Una piscina en el tejado con su zona chill out para disfrutarla en todo su esplendor tanto de día como de noche 😉

La zona chill out se encuentra cubierta por una pérgola de obra, que le da a este espacio un aire muy especial creando una agradable sensación de contrastes creados por la luz que se cuela por los huecos. Un rincón donde se ha jugado con el blanco, ocres y marrones para aportar un poco de color y luz. Un estilo un tanto ibicenco para este outdoor que haría las delicias de cualquiera.

Ya en el interior, nos encontramos con un salón comedor que comparte espacio y donde se ha escogido la siempre perfecta, alegre y equilibrada combinación de blanco y rojo. El comedor cuenta con la mesa Nomos y unas sillas Panton, en rojo. Todo procede de Ibermaison y una lámpara de Barbarenia.

La zona de estar se ha enmarcado con una alfombra en tono arena algo más oscuro que el del sofá con cojines de La Gazza Ladra, al que acompañan una butaca Yuki de Zanotta en blanco y la mesa de centro de Fritz HansenEl salón tiene acceso a la terraza por una gran cristalera que se puede plegar totalmente para unir los ambientes y dar mayor sensación de amplitud.

La cocina tiene un diseño en paralelo que hace de pasillo al precioso ventanal al fondo que aporta luz y colorido extra a un espacio creado con muebles lacados en blanco brillo de Lareira.

Me gusta la ligereza en las escaleras y en este caso ha sido un acierto un diseño a base de escalones blancos abiertos y enmarcados por un panel de vidrio laminado que permite darles más y permite el paso de luz, al mismo tiempo que aporta seguridad.

Desde la primera planta, nos podemos asomar al salón comedor y disfrutar de una magnífica vista coronada por el gran ventanal a doble altura que nos permite disfrutar de las vistas del jardín lateral de la casa.

El dormitorio principal mantiene unas líneas sencillas. En mi opinión se ha creado un cierto caos con la mezcla de elementos que hay en esta estancia en la que no me encajan el cuadro y los cojines que por sus tonalidades me resultar un tanto agresivos. Creo que eligiendo un cuadro en tonos más suaves y unos cojines en azules, junto a un elemento tan singular como el banco de hierro de Las tiendas de San Enrique, se hubiera conseguido una estancia perfecta que transmitiría equilibrio y serenidad además de resultar mucho más acogedora.

Un mueble volado de madera y mucha luz son los principales protagonistas de este baño.

Los exteriores de esta casa, sin grandes estridencias, hacen de ella, la casa ideal. Esta terraza de la planta baja funciona como una prolongación del salón.

Un pequeño jardín trasero, es otro de los exteriores de esta casa, al que se asoma uno de los dormitorios. Esta zona funciona como comedor de verano con unas piezas de Teklassic.

Aquí conocemos al propietario y director técnico de Habitania Plus, quien dio vida a este proyecto, obra de A-cero.

Fuente: Nuevo Estilo

Estamos acostumbrados a ver las casas adosadas como un bloque de casas idénticas pegadas unas a otras, lo cual en muchas ocasiones nos puede echar para atrás, pero esta casa adosada se ha creado con un concepto diferente, lo que la hace única, y no una copia más. Con un diseño moderno y minimalista presenta una fachada creada por un juego de voladizos en blanco y gris así como zonas revestidas con una piedra que imita a la madera de teca para aportar algo de calidez al diseño.

Que tengáis un bonito día. Gracias por vuestra visita 😉

MariAngel