Hoy os voy a hablar de mi recibidor. Como veréis es una especie de “pasillo ancho” Entre la puerta de acceso a mi casa y el salón. Por tanto… un espacio abierto que conecta ambas zonas.

El recibidor en sí, era una zona de paso pero que al mismo tiempo debía cumplir varias funciones:

1. No agobiar y tener el almacenaje necesario. Como digo es un “pasillo ancho” así que había que buscar algo ligero que cumpliera con su función: almacenaje y ese clásico básico de “donde poner las llaves” jejeje 🙂

2. Dar continuidad visual. Como os decía antes, es un espacio abierto al salón, y por tanto al entrar en casa se produce una visión global tanto de esta zona de entrada como del salón.

3. Aportar ligereza y luz.

Para conseguir cumplir estos propósitos, esta fue mi elección:

Las pareces estaban pintadas en blanco, tampoco quería otro color asi que…genial! Miré diferentes opciones de almacenaje y finalmente me decidí por estos dos muebles de Banak Importa de 60×48 cm y profundidad de 35cm. Lo cual cubría mis expectativas: No sobresalían demasiado de la pared y sin embargo tenía bastante espacio para guardar cosas. Estos dos muebles suspendidos y en blanco aportaban ligereza. Además, y para conseguir esa continuidad visual, encargué un cristal blanco para cubrir los muebles y que no se apreciara el “corte” entre los dos.

Recibidor blanco con cubos rojos zen Recibidor blanco con cubos rojos zen 02

Me parecía importante también dar algo de color, si no… quedaría un poco aburrido 😉 Así que diseñé estos tres cubos rojos que véis encima del mueble de almacenaje. Se que los hay en diferentes tiendas, incluso en Banak también, sin embargo no se ajustaban ni a las dimensiones que yo quería ni al color y acabado. Así que, lo dicho, los diseñé y mi carpintero Juan les dió vida jeje 🙂

Cubos rojos para recibidor

Como ya os comenté, quería algo ligero, así que tampoco lo llené de detalles decorativos. Algo sútil como un pequeño jarrón de cristal con unos bambúes, un portavelas de acero (que siempre da luz) y un pequeño Budha (también de Banak), que siempre aporta una sensación de relax y bienestar que es lo que cualquiera desea al llegar a su casa, o no?

Recibidor blanco con cubos rojos zen 03

Por último, completé el “conjunto” con un paragüero que en realidad es un jarrón de cristal negro (colocado en la pared de enfrente al mueble). Rompe con el blanco en la zona inferior (en la superior lo hacen los cubos rojos) y al ser de cristal, siempre tiene un ligero brillo.

Fotor_142170586422517

Bueno, pues ya habéis visto un pequeño rinconcito de mi casa, el resto… en próximas entregas 🙂 Como véis es un recibidor relativamente low cost, que se que es algo que también interesa. A veces he puesto esta otra versión, con este cuadro que pinté hace unos tres añitos. Me gusta cambiar de vez en cuando, por eso…

Recibidor blanco con cuadro rojo

… siempre digo que una “base” decorativa sencilla, nos permite variar la decoración sólo cambiando algunos detalles. En este caso, bastaría con cambiar los elementos que tengo encima del aparador o incluso pintar los cubos rojos de otro color, para darle un aire totalmente renovado 😉

Espero que os haya gustado y si es así, ya sabéis, compartir o los likes es darle vida al blog. Y por supuesto, estáis invitad@s a comentar 😉

MariAngel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *